lunes, 12 de marzo de 2012

Raíces


Detalle de "The Tree of Life"
Gustav Klimt

Cuando tuvimos la idea de crear ésta página, lo hicimos con una intención principal: a pesar de estar lejos, seguir compartiendo la música que descubríamos en el día a día. Así que éste blog es como una especie de puente, un teléfono de vasitos de plástico o una carta teletransportada al instante, con el cariz especial de que podemos compartirla con los demás.

No tenía muy claro como plantearlo, si en tono humorístico (un poco porque nos encanta Melodías Pizarras, el fantástico programa de Radio 3 más wachi wachi) o analizando obras o canciones... Y es que eso era lo que menos importaba. Porque lo que quería es compartir lo que disfrutamos descubriendo cosas nuevas, antiguas, de ahora o de siempre, de todo los rincones del mundo. Porque creo que lo que mejor nos puede definir, es que nos gusta la música del mundo (y bueno, porque no tenemos el privilegio de saber lo que se cuece en el mundillo musical espacial).


Hoy traigo algo muy especial. Clavijo ya sabe lo que me gusta Mozart. Para mí no hay nada más sincero y profundo que su música.  Interpretarlo correctamente es además un reto, porque su aparente sencillez es un arma de doble filo: hay que ser claro como el agua. Bueno, que me enrrollo, a lo que voy es que quizás hoy no os traigo nada nuevo, pero no por ello menos interesante :)


Echadle un ojo a éste vídeo. Un violinista danés muy inspirado (Rune Tonsgaard Sorensen, según Youtube) que se atreve, interpretando el Concierto Nº5 para Violín y Orquesta de Mozart, a salirse por un momento del estilo y tocar una cadencia folkera total, con acompañantes y todo... Uau! Ya lo hizo Gilles Apap en su día en su famosa cadencia del Concierto Nº3, pero aunque ya no es nada nuevo mezclar "música académica" con otros estilos, los que estudiamos en el conservatorio sabemos la de prejuicios que se tienen y el "conservadurismo" con el que nos topamos muy de vez en cuando... Incluso dentro de la música contemporánea, ¿verdad Clavijo? Así que bravo por los que se atreven a hacer, con respeto y buen gusto, cosas como ésta.

Sabía que éste concierto para violín era conocido como "Turkish" pero no porqué exactamente... hoy buscando un poco, me he enterado de que Mozart se inspiró en canciones tradicionales húngaras para ésta composición. Es curioso que en esa época se denominara "música turca" a toda la música popular del este.
Éste momento folki de Mozart podemos escucharlo en el movimiento final del concierto. Os dejo éste momento (aunque merece la pena escucarlo completo :) de una interpretación preciosa, con Janine Jansen y la European Union Youth Orquestra.


Espero que os haya gustado.
Un abrazo y hasta pronto!

Traste


1 comentario:

  1. PERO COMO MOLAIS, MADRE MIA!!!!

    (Y vaya dibujazo el de arriba)

    ResponderEliminar